Villa Educación

Lunes 18 de noviembre de 2019

¿Cuáles fueron las causas de la Revolución Mexicana?

 

La Revolución Mexicana fue un gran movimiento armado que comenzó en 1910. Se caracterizó por una variedad de líderes de tipo socialista, liberal, anarquista, populista y a favor de la reforma agraria. Buscaban rescatar y crear nuevas leyes a favor del desarrollo de la población para que lograran tener una vida digna.

Uno de los grandes personajes de la revolución mexicana es Porfirio Díaz, a la temprana edad de 3 años quedó huérfano de padre, ingresó en el Seminario de Oaxaca, pero no permaneció mucho tiempo, cursó estudios de leyes en el Instituto de Ciencias y Artes, donde fue discípulo de Benito Juárez, quien impartía derecho civil, así fue como logró adentrarse en la política. Más tarde ingresó a las fuerzas militares donde participó en la guerra entre conservadores y liberales, gracias a esto Juárez llegó a ser presidente, Díaz fue ascendido a general y electo diputado. En 1871 en noviembre lanzó el llamado Plan de La Noria, en el que se pronunciaba contra el reeleccionismo y el poder personal a favor de la Constitución de 1857 y de la libertad electoral, donde no tuvo éxito

En 1877 fue declarado presidente constitucional, en el primer mandato (1876-1880) impulsó la reforma de la Constitución en la que se introdujo el veto expreso a las reelecciones presidenciales consecutivas, así como el control político donde eliminó a fuertes adversarios, al mismo tiempo sometió a la prensa cuando intentaba ser independiente. También estuvo a cargo en la guerra de Intervención Francesa y se mantuvo en el gobierno 30 años, sin embargo, favoreció el desarrollo tecnológico que transformó al país. El 15 de agosto de 1909, Tomás Alva Edison envío uno de sus primeros fonógrafos, logrando grabar un discurso con su voz, un gran avance tecnológico de la época. Durante su gobierno efectúo grandes logros que contrastan con injusticias sociales.

En aquella época los mexicanos vivían en la miseria con un inestable porvenir, continuamente eran explotados, es decir, expuestos a largas jornadas laborales pues no contaban con derechos, además que las actividades que realizaban como la agricultura, minería y ganadería todavía   pertenecían a sistemas feudales.

En este lapso surgieron   grandes líderes como Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y Francisco Villa que buscaban ser la voz del pueblo y tenían un objetivo común: Porfirio Díaz.

“Sufragio efectivo, no reelección” fue el lema de Francisco I. Madero en donde exigía los derechos laborales y la repartición de tierras.  Madero lanzó el plan de San Luis con el propósito de desbancar a Díaz, luego que resultara electo en un nuevo periodo presidencial.  

"El 20 de noviembre, desde las 6 de la tarde en adelante, todos los ciudadanos de la República tomarán las armas para arrojar del poder a las autoridades que actualmente nos gobiernan". 

Después de una gran lucha revolucionaria que inició en 1910 y 35 años de gobierno Porfirio Díaz firmó su renuncia a la presidencia el 25 de mayo de 1911, abandonando el país donde murió exiliado en parís.

Aunque el nuevo gobierno haya sido electo, las demandas revolucionarias populares no fueron remediadas, comenzando nuevamente luchas entre los bandos que eran aliados.  

 Durante dos años Madero logró defender a su gobierno, desatando grandes enfrentamientos entre Emiliano Zapata, Francisco Villa y otros grupos armados.

La decena trágica fue un enfrentamiento que duró 10 días y conduciría a la renuncia de Madero en febrero de 1913, Victoriano Huerta quien fue su conspirador, debido a esto asumió la presidencia.

El Ejército Constitucionalista fue un equipo armado que estuvo a cargo de Venustiano Carranza, creando así, el Plan de Guadalupe donde consiguió que Victoriano Huerta dejara el poder en julio de 1914.

En consecuencia, Los Convencionistas y Los Constitucionalistas fueron dos bandos que emergieron de La Convención de Aguascalientes y organizaron a los lideres revolucionarios que se resistían a que Huerta gobernara.  

Como resultado, las guerrillas entre los bandos dejaron un millón de muertos desde octubre de 1914 hasta noviembre de 1916.

Las ofensivas Zapatistas y Villistas continuaron durante meses disipando fuerzas, el gobierno y ejército de los convencionistas llegaron a su final.

Por otra parte, Venustiano Carranza convocó al Congreso Constituyente para redactar una nueva Carta Magna del país, en esta se  manifiesta que los mexicanos tengan derechos laborales, agrarios, a la educación, recibir cuidado a la salud garantizada , libertad de prensa y derecho político, los cuales permanecen vigentes, las causas revolucionarias fueron importantes para la  realización de   la nueva Constitución que fue promulgada el 5 de febrero de 1917 que se considera como la conclusión de la Revolución Mexicana.

No obstante, la violencia no terminó ya que las guerrillas entre los bandos no cesaron, a causa de esto lideres revolucionarios fueron asesinados como Emiliano Zapata quien murió el 10 de abril de 1919, abatido por las tropas del coronel Jesús Guajardo. Mientras que Pancho Villa fue asesinado el 20 de julio de 1923, cuando se dirigía a una fiesta familiar en Parral, Chihuahua.