Villa Educación

Jueves 22 de agosto de 2019

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA MONEDA VIRTUAL

Era el año 2008 cuando las bolsas de valores de regiones como Estados Unidos, Europa y la zona Asia-Pacífico comenzaron su caída en picada. ¿La razón? La crisis hipotecaria de Estados Unidos.

Ante un escenario inestable económicamente, desarrolladores y especialistas de las ciencias de la computación lanzaron internacionalmente el Bitcoin, una criptomoneda o moneda virtual, que si bien no era la primera en existir, sí resolvía los problemas de sus antecesoras.

Por una parte, ayudaba a reducir el pago de impuestos en las compras, aumentaba la seguridad en las transacciones financieras y evitaba el problema de los tipos de cambio de las monedas nacionales.

A casi una década, existen más de una treintena de criptomonedas en el mercado que son utilizadas para comprar diferentes bienes y servicios en todo el mundo. ¿Significa que se están posicionando como una opción en la economía del futuro?

 

Encriptando la economía

Las monedas tradicionales de los bancos nacionales adquieren el respaldo a su valor a partir de las balanzas de pagos, reservas de petróleo, metales preciosos como el oro y la plata o alguna otra divisa.

“Las criptomonedas no están relacionadas con reservas a nivel nacional o internacional que las respalde, sino que varían su valor de acuerdo con las transacciones que están representando y de qué tanto son solicitadas”, explica el actuario Fabián Romo Zamudio, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM.

  • Para crear una criptomoneda, es necesario integrar bases de datos múltiples en diversos servidores, con algoritmos, programas, códigos e instrucciones para registrar y encriptar las operaciones.        

Las personas pueden acceder a algunos portales financieros para comprar cierta cantidad de criptomonedas, o fracciones de ellas, con cargo a su tarjeta de crédito o cuenta de débito y pagar productos, servicios o cambiarlos por otras criptomonedas o alguna divisa internacional.

Todas las transacciones que se hacen con las criptomonedas se registran en las cadenas de bloques, es decir, en bases de datos o libros contables digitales.

De acuerdo con el experto en computación, esa cadena de bloques se replica en varios servidores que se encuentran distribuidos en todo el mundo y se van actualizando a lo largo del día de acuerdo a las transacciones que se realicen.

Esta característica evita que se pierda información en caso de que algún servidor se encuentre comprometido por cuestiones de seguridad o que se haya corrompido su base de datos o su libro de mayor.

“La característica más importante de esto es que la transacción se encripta, es decir, se codifica la información con una sola llave de activación o de consulta de la información, la cual es compartida entre los diversos servidores que forman parte de la cadena de bloques”, explica Romo Zamudio.

En las operaciones con criptomonedas, como en el caso del Bitcoin, no puede ser rastreado quien las compró ni qué tipo de transacciones está haciendo. Esta característica ha generado que en algunos países no se acepte el uso de las criptomonedas, ya que el anonimato puede evitar que se rastreen actividades ilegales.

 

Un arma de dos filos

El valor de la criptomoneda no está sujeto a cuestiones de economía nacional, sino a su demanda, por lo que su precio varía en espacios muy cortos y ocasionando pérdidas o ganancias en muy poco tiempo.

Además, con la llegada de las computadoras cuánticas, precisa el experto en sistemas computacionales, se estima que los códigos criptográficos se descifren de manera muy rápida, lo que podría llevar a que una de las características de la criptomoneda, que es encriptar el proceso, se vea comprometido y pueda descifrarse quién hace las transacciones, su origen y su destino.

 

Perspectivas a futuro                                    

Aunque el impacto de las criptomonedas aún es minúsculo comparado con las monedas tradicionales, en los últimos tres años se estima que ha crecido en un 120%, por lo que surgen opiniones sobre su futuro.

Mientras algunos ven su avance como un augurio de su futuro dominio en las transacciones a nivel mundial, otros estiman que aunque en los próximos años no desaparecerán, sí seguirán teniendo un nicho acotado de manejo. 

 

Las criptomonedas

  • Como cualquier moneda, tienen una equivalencia en otra divisa, como dólares, euros o pesos.
  • No existen físicamente, no hay algo en billete o metálico que los represente, sino que solo existen como transacciones que se registran a través de una tecnología en línea que se denomina cadena de bloques.
  • Sirven para realizar transacciones financieras a nivel nacional o internacional.

Ciencia UNAM.